Comodidad

"El tiempo es oro": un dicho popular que sigue vigente hoy en día. Ya sean personas que viven solas o familias en las que los padres trabajan a jornada completa, mucha gente no quiere desaprovechar su tiempo libre en limpiar, pelar, cortar o hacer rodajas de frutas y hortalizas.

En su lugar, se apuntan a la oferta de productos listos para consumir, tales como bolsas de ensalada preparada, zanahorias para tomar en el colegio o en la oficina, ensaladas de frutas con sandía y melón, o sándwiches vegetales ya preparados para comer fuera de casa.

Los productos destinados a este segmento de mercado de preparados frescos deben cumplir unos requisitos específicos como: adecuadas características de corte, retención de la humedad, un aspecto atractivo después del procesado, y uniformidad de tamaño y forma. El premiado tomate Intense es un ejemplo reciente: el primer tomate del mundo que no pierde su jugo es ideal para cortar en rodajas o trozos sin que pierda su forma.

Además, la tendencia en favor de frutas y hortalizas más prácticas nos ha inspirado a crear melones y sandías de menor tamaño. Estos nuevos productos tienen cabida fácil en el frigorífico y satisfacen, al tener un tamaño menor, las necesidades de las personas que viven solas o de las pequeñas familias.



Países

Países

Buscar